Quiero una página web económica

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Estoy seguro que tú también has estado en esta situación, cuando reniegas y te dices a ti mismo ‘¿¡¿¡por qué no tengo una filmadora a la mano!?!?’ Bueno, esta semana me pasó exactamente eso. Me arrepentí mucho de no tener una cámara a la mano.

Esta semana tuve una reunión con uno de mis clientes (no puedo decir su nombre, pero le vamos a llamar José…el nombre es lo de menos). Justo un momento antes de terminar la reunión, José me comentó que necesitaba otra página web para un negocio que tiene. ‘Pero esta vez, que sea económica’, me dijo.
‘¿A qué te refieres con Económica?’ Le pregunté. Ya sabes que una página web persuasiva con buena experiencia para el usuario y que te genera rentabilidad, es un proceso largo, profesional y casi científico… Y eso tiene su precio.

‘Yo lo sé’ – respondió José – ‘pero esta vez no necesito una página web tan profesional, persuasiva e impactante como me creaste la vez anterior. Esta vez es para un nuevo negocio que recién estoy creando.’

Normalmente, la frase ‘página económica (o simple) para nuevo negocio’ me pone la piel de gallina, pero esta vez quería saber a qué se refería José. Así que le pregunté con curiosidad, ‘¿pero que vas a hacer con esta página web?’

‘Pues, quiero usarla para jalar clientes potenciales, obviamente’.
‘¿Y qué va a pasar después?’ – le pregunté.

‘Van a conocer mi empresa y mis servicios’ – dijo José con toda la confianza.

Yo: ‘¿Y que va a pasar cuando el visitante vea y sienta que tienes una página web poco profesional, no persuasiva y de baja calidad?’

Hubo un rato largo de silencio incómodo, (por parte de José, no mía)… Y después bajó la mirada y dijo despacio: ‘Nunca más se va a comunicar conmigo, visitar mi web y se va a ir directamente a mi competencia’.

¡Ahí! En este preciso instante me arrepentí de no tener mi filmadora conmigo.

Si pudiera pasar el momento de ‘iluminación’ que tuvo José, paso por paso, en marcha lenta, a todos los negocios, estoy seguro que un montón de Pymes y emprendedores hubieran comprendido cómo sí tener éxito con sus páginas.

Esta es la razón por la que decidí escribir este post, para explicar que con una página web económica, simple, estándar, normal, etc… no sólo no ayudas a tu negocio, sino que puede causarle una mala imagen y gran pérdida de clientes.
Para que una página web sea rentable hay solamente dos opciones:
1. Ser el mejor en el mercado
2. Ser el primero en el mercado
¿Alguien piensa que existe otra opción? Déjanos sus comentarios debajo de este post!

¡Compartir es divertido!

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Sobre el autor

Relacionados

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete para recibir lo que te interesa