Somos chéveres... Trabajamos en equipo... Cocinamos ideas... Regalamos trufas... Nos gusta ayudarte... Creamos para vivir... Cocinamos ideas... Manejamos un drone... Leímos a Cortazar...

Psicología positiva y trabajo: tips para aplicar en tu entorno laboral

Psicología positiva y trabajo: tips para aplicar en tu entorno laboral

Desde sus inicios, la psicología ha estado enfocada en los aspectos negativos de la persona. Estos son la depresión, la ansiedad, el estrés, los trastornos. Por ello, se ha reforzado el estigma y los prejuicios acerca de las personas que deciden acudir a un psicólogo. ¿Cuántas veces hemos escuchado decir que al psicólogo solo van los locos? Seguramente más de una vez.

Si bien es cierto que la psicología es la encargada de tratar todas las aflicciones del alma, el ser humano no se reduce solamente a su dolor, sus dificultades o incapacidades.

Veámoslo de esta forma: una vez que se logra tratar el trastorno, ¿qué sigue después? ¿Ya es una persona plena? ¿Adaptada? ¿Sana? ¿Feliz? La salud y bienestar de las personas no son solo cuestión de la ausencia de una enfermedad. Aún hay un largo camino que recorrer.

Es aquí donde la psicología positiva gana mayor poder

Este campo de la psicología busca redirigir su enfoque teórico-práctico hacia aquellos aspectos que hacen más plena la vida del ser humano, como es el talento, la creatividad, el potencial, el placer, sus fortalezas y recursos de desarrollo.

De esta manera, se puede extender sus posibilidades de aplicación, llevando los aprendizajes más allá del consultorio o el hospital, y buscando, principalmente, la promoción del bienestar y la plenitud de todas las personas, sin importar sus condiciones, historia, antecedentes, contexto o personalidad.

¿Y cómo se logra esto a través de la psicología positiva?

Según Bárbara Frederickson, una de las mayores influyentes en la psicología positiva, se puede alcanzar a través de las emociones positivas. De acuerdo a su teoría “Broaden and Build” (ampliar y construir), las personas son más plenas y viven con mayor bienestar cuando maximizan sus experiencias de emociones positivas.

Esto genera no solo el placer con el presente, sino también brinda la tranquilidad y seguridad necesarias para poder desenvolvernos e involucrarnos en cada vez más espacios, experiencias y con otras personas.

Ello no solo va a permitir desarrollar nuevas habilidades y adquirir nuevos aprendizajes, sino también aumentará la probabilidad de buscar y construir más oportunidades que amplíen la posibilidad de generar experiencia de emociones positivas; en un ciclo que se retroalimenta con los propios deseos, sentido y pasión por hacer aquello que te llena en la vida. Ahora viene lo más interesante:

¿Cómo llevar estos conceptos al ámbito laboral?

Simple. Haciendo del trabajo una experiencia lo más placentera posible y que permita la mayor vivencia de emociones positivas. A continuación, algunos tips para aplicar en tu entorno de trabajo.

  1. Resignifica el sentido del trabajo. Tú estás aquí no para cumplir horas y llegar a objetivos, tú estás aquí porque eres importante, porque das un gran aporte y porque, directa o indirectamente, buscas ayudar a otros a través de tus servicios.
  2. Reconoce la labor de otros. Felicita a los demás cuando obtienen un logro importante; puede ser en lo laboral, académico e incluso en lo personal. Comunica y agradece por los pequeños detalles o el apoyo que se tenga contigo. Haz que las buenas obras sean conocidas por todos.
  3. Cordialidad ante todo. Trata a los demás como te gustaría ser tratado. Sé empático.
  4. Equipo, no grupo. Conoce más a tu equipo de trabajo, genera espacios de interacción que estén más allá del trabajo. Recuerda que trabajas con personas, cada una con aspiraciones, sueños, potenciales, gustos y talentos diversos.
  5. Fomenta el juego. Haz dinámicas lúdicas para desarrollar proyectos o proponer ideas. Fomenta la creatividad y la diversión mientras se trabaja. Haz del ambiente un poco menos formal.
  6. Organiza voluntariados de ayuda. Ve con el equipo de trabajo e involúcrate en el apoyo a poblaciones vulnerables. El ayudar a los demás es una de las experiencias más placenteras que existen en la vida.

Al ser una empresa un entorno social, todos debemos ser generadores de experiencias positivas para los demás, no solo los líderes o el área de Desarrollo Humano. Recordemos que no necesitamos ser todos psicólogos positivos para promover el bienestar y la plenitud de las personas. 🤓

En Manya.pe, la clave para realizar un buen trabajo es divertirnos. Buscamos que en nuestra agencia se viva un ambiente chévere, lleno de experiencias positivas que generen estrategias y contenido bravazo. ¿Quieres trabajar con una agencia que valora las mismas cosas que tú, que se inspira en el método científico, en el enfoque positivo y sabe trabajar como una extensión de tu marca? ¡Conversemos!

Compartir es divertido

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Sobre el autor

¿Lo sabías? La psicología positiva puede ayudar a potenciar el bienestar, la motivación y la creatividad de tu equipo de trabajo"

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete para recibir lo que te interesa

Artículos relacionados