Lo que tu negocio necesita este 2017

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Probablemente ya tengas los objetivos para tu negocio en el 2017. Algunas de esas metas pueden ser “tener más clientes”, “vender más”, “tener una mayor rentabilidad”, etc. Sin embargo, ese tipo de objetivos no te ayudarán a impulsar tu negocio.

Lo que debes hacer para poder contar con un mayor éxito empresarial en el 2017 es ponerte objetivos SMART. No te preocupes si no sabes lo que son, ya que aquí te explicaremos más sobre ellos y cómo ponerlos en práctica.

¿Qué son los objetivos SMART?

Su traducción literal es “objetivos inteligentes”, aunque en realidad esa palabra es un acrónimo en inglés que significa “Specific, Measurable, Attainable, Realistic and Time-bound”. Su traducción al español es que son objetivos “específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporales”. ¿Qué significa cada uno de esos puntos y cómo le ayudarán a tu negocio? Veámoslo con un ejemplo de cómo convertir la meta “tener más ventas” en un objetivo SMART:

  • (S) Específico: Tu objetivo debe ser específico para así poder centrarte en realizar solo esa acción. De igual modo, no debe ser ambiguo para que no se preste a malas interpretaciones por parte de otros miembros de tu equipo que vean las metas para el negocio. Así, en lugar de decir “tener más ventas”, puedes ponerte como meta el vender más de cierto producto, hacer que tus clientes habituales te compren más, o que una sucursal tuya mejore su número de ventas.
  • (M) Medible: Al tener algo con lo que medir el progreso de tu meta, puedes poner más esfuerzo en lograr que se cumpla, o saber en qué momento ya has alcanzado tu objetivo y ponerte a trabajar en el siguiente. Tus metas deben poder medirse de forma objetiva, así que en esta sección incluye números en lugar de solo palabras. “Vender más mi producto estrella” se puede transformar en “aumentar un 25% las ventas de mi producto estrella”.  Este punto se puede aplicar en todas las metas, a pesar de que parezca que algunas no pueden medirse. Por ejemplo, quizás pienses que el objetivo “hacer que mi equipo de trabajo esté más unido” no puede cuantificarse. Aunque la realidad es todo lo contrario, ya que ese punto lo puedes expresar cómo “ir cada sábado a un restaurante a comer con el equipo de trabajo”. Existen muchas formas distintas de cuantificar algo, ya sea con números absolutos, porcentajes, días, etc. Así que ponte creativo al crear tus metas.
  • (A) Alcanzable: 9 Madres no crean a un bebé en un mes” o “Roma no se construyó en un día”, esas frase reflejan una realidad que muchos no queremos admitir: Hay cosas que lleva tiempo hacer. Debes tener eso en cuenta al crear los objetivos para tu negocio en el 2017. Si apenas vas empezando, entonces no es muy alcanzable el objetivo de llegar a ser una empresa multimillonaria en menos de un año. Además, varios estudios científicos han demostrado que es mejor ponerse metas alcanzables y lograrlas que ponerse unas inalcanzables. Ya que de ese modo nuestro cerebro tendrá la dosis correcta de desafío y recompensa para animarla a trabajar duro.
  • (R) Realista: Así como es importante ponerse metas alcanzables, lo es ponerse objetivos que sean realistas. A pesar de que quizás tengas el tiempo y los recursos para expandir tu producción y vender más productos, debes preguntarte ¿hay gente que realmente quiera comprar los productos? Es importante dar una respuesta sincera y honesta a esa pregunta, ya que, al ser realista, podrás tener muy en cuenta tus límites y los límites del mercado en cuanto a su disposición de compra.
  • (T) Temporal: Este punto destaca la importancia de tener un calendario con los pasos que debes hacer para poder lograr tu objetivo. “Aumentar un 25% las ventas de mi producto estrella” es un buen objetivo, pero es aun mejor repartirlo en partes como “vender un 5% más enero, tener un 15% más para julio, etc.” Esta línea de tiempo te permitirá estructurar mejor tanto tu equipo de trabajo como tus recursos para poder cumplir tus metas de forma puntual.

Al poner estos consejos en práctica, tu negocio tendrá un futuro mejor y podrás enfocar mejor tus acciones para alcanzar tus metas. Ahora que ya sabes cómo usar los objetivos SMART, ponte unos cuantos para el próximo año y da lo  mejor de ti para conseguirlos. Recuerda que deben ser alcanzables, por lo que no te agobies al ponerte demasiados.

Si te gustó el artículo, compártelo en redes sociales para que otras personas también puedan sacar provecho del mismo 🙂

¡Compartir es divertido!

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Sobre el autor

Relacionados

Al poner estos consejos en práctica, tu negocio tendrá un futuro mejor y podrás enfocar mejor tus acciones para alcanzar tus metas.

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete para recibir lo que te interesa