Somos chéveres... Trabajamos en equipo... Cocinamos ideas... Regalamos trufas... Nos gusta ayudarte... Creamos para vivir... Cocinamos ideas... Manejamos un drone... Leímos a Cortazar...

Guía corta para encontrar a tu influencer

Guía corta para encontrar a tu influencer

Para que no te pierdas en una industria que crece cada vez más

Empecemos por depurar términos. Alguien con presencia en redes sociales y con miles de seguidores no es necesariamente un influencer.

Puede aparecer en programas televisivos, ser un gran deportista, un celebritie o un opinólogo profesional, pero eso no define a un influencer.

¿Qué sí es un influencer, entonces?

Una traducción rápida de “influencer” nos deriva al término “influencia”. La principal característica de estas personas es su capacidad para influenciar en la gente: esto es, en alterar su comportamiento y sus decisiones mediante un consejo, una mención o sencillamente mediante el ejemplo.  

Estas personas tienen miles de seguidores por crear contenido sobre situaciones en específico en las cuales su público se ve reflejado. Mayormente, ellos se dedican a hablar sobre un tópico en particular, o también sobre diferentes temas de interés social. 

¿Cómo funciona?

Cuando un influencer hace eco de tu marca (publicando algo a través de tu sitio, recomendándote en sus redes sociales o sencillamente interactuando), aquello que quieres decir llega a una audiencia más amplia que está mucho más dispuesta a escuchar el mensaje porque confían en el influencer.

Asimismo, no siempre se trata de personas. Puede tratarse de empresas u organizaciones con presencia significativa en tu público objetivo. ¡O de perfiles de mascotas!

Incluso tratándose de personas, una persona pública conocida por un papel específico que ha desempeñado por muchos años, puede ser influencer en otro tema.

Por ejemplo, un político puede ser también un gran aficionado al buen comer. Y si esto es así reconocido por otros sibaritas en sus redes sociales, pues ahí tenemos toda una oportunidad si nuestro cliente —o nuestro negocio— es un restaurante. Antes que de etiquetas o de títulos autoimpuestos, muy probablemente la relación del influencer con sus seguidores se trate de una cercanía definida por hábitos.

Más que fama o visibilidad, el influencer exhibe un alto grado de prestigio ante un grupo importante de personas quienes, a su vez, lo reconocen como una autoridad.

Ojo: este público, no es importante únicamente por su número.

Esta confianza y lealtad pueden alcanzar o no a una audiencia muy grande. Más importante que eso es que su influencia sea relevante. Ahí entran los microinfluencers.

¿Qué es un microinfluencer y en qué se diferencia de un influencer?

Un microinfluencer opera en una menor cantidad de personas, pero dado que su nivel de autoridad es mayor, un porcentaje más grande de ellos alcanzará un nivel de conversión real.

Puede tratarse de bloggers, youtubers o cualquier aficionado destacado, con entre 1,000 a 10,000 seguidores, pero con contenidos con los que su audiencia puede relacionarse de manera emocional y muy cercana.

Por lo general, manejan sus propias cuentas, publican mucho y responden muy rápido y con regularidad a los comentarios y tienen un grado mucho más alto de autoridad. Llegan a menos personas, pero estas tienen un nivel de conversión más alto lo que resulta mucho más convenientes para tu marca.

¿Por qué necesitaría uno?

Es muy probable que el público que sigue al influencer sea más grande y más diverso que esa audiencia a la que actualmente llegas. Y lo que es más importante, ese público podría estar compuesto por personas que están profundamente interesadas en tu marca o nicho de mercado.

Si encuentras al influencer adecuado, llegarás a una audiencia relevante y precalificada.

Tengo a varias personas ofreciéndose como influencers, ¿qué hago?

La recomendación general de filtrarlos usando herramientas como Tribe, Buzzsumo o Followerwonk, dada su escasa penetración en el mercado peruano, sería poco aconsejable.

Lo mejor es investigar e identificar a las personas que destacan en tu rubro. Busca en conferencias, foros, eventos, ferias y en cualquier otra reunión en tu nicho de mercado. También es importante ingresar a los grupos en redes sociales.  

Si tiene presentaciones, léelas.

Si tiene videos, míralos.

Y, sobre todo, antes de cualquier contacto, empieza a seguirlos en sus redes sociales y da cuenta de la regularidad de los posts relevantes a tu marca.

Así no caerás en trampas.

¿Trampas? ¿Qué señales de alarma da un falso influencer?

Fíjate en sus seguidores, cuántos perfiles hay que no muestran foto, o que tienen un gráfico o un dibujo en lugar de fotografía o muy pocos seguidores.

Otra señal de alerta es si compruebas que tiene muchos seguidores, pero muy pocos likes en cada post o foto.

En el caso de los comentarios, empieza a sospechar si en la cuenta abundan respuestas simples como emojis o comentarios genéricos como “me encanta”, “chévere” o “me gusta”.

Podría tratarse de perfiles comprados o bots.

Ante ello, siempre es más fácil pedir las estadísticas a cada influencer por adelantado para conocer cuán fiables son los datos de sus seguidores y los datos demográficos de los mismos: ubicaciones principales (ciudades y países), rango de edad y género. Consulta sobre el ROI de sus campañas anteriores y, claro, sobre cualquier evidencia que lo respalde.

¡Ya encontré uno! ¿Qué hago ahora?

Cuando un cliente solicita este servicio, en Manya.pe revisamos los siguientes puntos: 

El influencer debe ir con la personalidad de tu marca. Recuerda que está representando a tu marca y debe saber qué tono de comunicación va a usar con tu público, pues ellos relacionarán esa actitud con tu marca. 

Evalúa su engagement rate. Este punto es importante, pues este será el medidor para saber cuánto conecta el influencer con sus seguidores y saber si tu marca va a llegar a tener repercusión. Se trata de sumar likes y comentarios, dividirlos entre el número total de seguidores y multiplicarlo por 100 para obtener un porcentaje. 

Trabaja con insights. Debes darle esos puntos claves que tienes recopilados sobre tu público, así van a poder generar un contenido de interés que sus seguidores van a empezar a conectar con tu marca. 

Para asegurarte de que tu mensaje sea bien recibido por el público del influencer, debes desarrollar una relación sólida y de confianza con el influencer. Conversen siempre que puedan, pídele su opinión o escúchalo si tiene algo que decir.

Ese es el reto: ofrecer valor a una comunidad específica a través de contenido de alta calidad, conocimientos únicos e interacciones significativas derivadas de la relación del influencer con tu marca.

Y recuerda, en el marketing con influencers no todo son contactos directos y canjes. Los influencers también pueden hacer eco de tu marca si tu contenido y tu campaña están diseñados para ello. Si tienes dudas sobre esto último, recuerda que en Manya.pe siempre podemos ayudarte.

Compartir es divertido

Share on facebook
Compártelo
Share on twitter
Twittealo
Share on whatsapp
Compártelo
Share on linkedin
Compártelo
Share on email
Envíalo

Sobre el autor

¿Quieres trabajar con un influencer pero no sabes cómo empezar? Aprende lo básico con nuestra guía para principiantes”

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete para recibir lo que te interesa

Artículos relacionados